Descubre por qué la fuerza de voluntad falla (y lo que sí hay que hacer para cambiar hábitos negativos de forma definitiva)

Los costos reales de tener malos hábitos: no es lo que piensas
26 abril, 2024

«Llegó el momento» te dices. «Me harté de tener este hábito negativo y lo voy a dejar para siempre!».

¿Te pasó alguna vez tener este diálogo en tu mente? 

A mí, muchísimas veces a lo largo de mi vida. Con el cigarrillo, allá en el tiempo, hace muchos años…cuando quería dejar de fumar y no sabía cómo…

…o con el hábito negativo de “dejar para mañana” las cosas que no tengo ganas de hacer pero sé que las tengo que hacer para lograr “eso” que quiero…

…o de comer de más y seguir aumentando de peso, de manera inevitable…

¿Te pasó o te pasa a ti también, que te propusiste firmemente dejar de fumar, hacer dieta o no actuar más de un modo concreto que NO te gusta para nada, para luego, – sólo después de unas horas o días (como mucho) – volver a caer en tus viejas y no deseables costumbres?

No estás sola/o en esto. El problema es “la herramienta” que intentaste usar: la fuerza de voluntad, que es como un músculo que se agota, y es por eso que más del 90% de los propósitos de cada año nuevo fracasan antes de febrero. 

Leíste bien: antes de febrero. No duran ni los primeros 30 días…!!!

La trampa de la fuerza de voluntad: por qué es empezar fracasando…sin saberlo

¿Sabías que a la hora de intentar eliminar un hábito negativo de manera duradera, la fuerza de voluntad es el método más común y, sorprendentemente, el menos efectivo?

Es como si todas las personas que quisieran llegar a un destino concreto eligieran tomar el tren que las llevará, casi seguro, al lugar opuesto. 

Así de ilógico como suena…

¿Y por qué pasa esto? Éstas son sólo algunas de las razones que concluyen los estudios al respecto:

  • es un recurso limitado: diversos estudios muestran que la fuerza de voluntad se agota como una batería a lo largo del día. Y como la tenemos que usar para muchas cosas, cuando llega la hora de querer utilizarla para contrarrestar un hábito negativo que quiere «llevarte por el mal camino»…no tienes energía y no ofreces resistencia…

  • no aborda la raíz del hábito negativo: es como frenar una fiebre con un antifebril, sin saber por qué está ese síntoma o como poner una tirita en una herida infectada…creando luego un problema aún mayor.

  • crea resistencia interna en el cerebro: y, cuanto más te resistes a algo, más poder le das.

Lo que realmente pasa con los hábitos negativos (y por qué es necesario que lo sepas para poder sacarlos de tu vida para siempre):

 

Los hábitos negativos son como un iceberg: lo que ves es sólo la punta, mientras que el 90% está oculto bajo la superficie. En este caso, arraigado en tu subconsciente. Y por eso es ahí donde necesitas hacer el cambio real si DE VERDAD quieres quitar ese hábito negativo para siempre.

 

Algunos datos increíbles sobre los hábitos:

  • casi la mitad de nuestras acciones diarias son el resultado de hábitos, no de decisiones concientes: dicho de otro modo, tu cerebro está diseñado para actuar de manera automática, y por eso es tan importante que tú elijas PREVIAMENTE qué hábitos (o «programas») quieres que haya en tu subconciente, para «asegurarte» los resultados que obtienes.
  • en promedio, se necesitan unos 66 días para formar un nuevo hábito y no 21 como se creía antes.

  • los hábitos se forman en un ciclo de 3 pasos, y, como si se tratara de una receta de comida, hay que seguirlos ordenadamente para obtener el resultado deseado.

Entonces, ¿Cuál es la verdadera y duradera solución para un cambio de hábitos?

Hace varios años que utilizamos con enorme éxito los métodos de «re-programación mental», basados en técnicas de neurociencia y psicología cognitivo-conductual para cambiar hábitos «desde adentro», sin lucha ni resistencia mental ni física. 

Y, lo más importante, sin tener que usar la fuerza de voluntad.

Estos métodos, al hacerlo de este modo, obtienen resultados asombrosos. 

Por ejemplo:

  • en promedio, 92% logran cambiar sus hábitos negativos en menos de 30 días.

  • al no haber resistencia, se reducen en hasta un 70% los niveles de estrés y ansiedad (el «síndrome de abstinencia»).

  • y, lógicamente, se produce un aumento en la satisfacción personal.

Por qué funcionan estos métodos con estas técnicas:

De manera muy resumida, es porque se siguen estos pasos correctamente:

  1. Identificamos cuáles son los «desencadenantes» del hábito a cambiar: es decir, vamos a las verdaderas razones y causas detrás de los hábitos negativos.

  2. Elegimos de forma estratégica el «nuevo hábito»: esto es fundamental: reemplazar el hábito negativo por uno positivo. Del mismo modo que si cambias un neumático roto en un auto, no va a funcionar salvo que pongas uno en buenas condiciones para que el vehículo siga andando, aquí hacemos lo mismo.

  3. Entrenamiento «poderoso» de reemplazo: re-cableando tu mente (y tu cuerpo) para adoptar el nuevo hábito de forma natural, simple y sin resistencias.

  4. Atención conciente aplicada para gestionar emociones y reducir el estrés que alimenta los malos hábitos.

Qué puedes hacer ahora con esta información:

Si sientes que te gustaría aprender más de estos pasos o quieres transformar tu vida en algún aspecto concreto, sin tener que usar la fuerza de voluntad…

…si te gustaría lograr despertar cada mañana sin la pesada carga de viejos hábitos que vienen siendo una mochila cada vez más pesada…

…sintiéndote mucho más motivada/o y enérgica porque estás «libre» de ese o esos hábitos negativos…

…entonces te invito a que tú también PRUEBES Y COMPRUEBES cómo nuestro método hace que esto sea posible para ti…

…y sorprendentemente fácil.

No sigas luchando contra ti misma/o ni contra la forma en que fue diseñado tu cerebro: úsalos a tu favor!

Descubre desde hoy cómo puedes reprogramar tu mente para lograr liberarte de esos hábitos…como siempre deseaste!

Mira Aquí más información, sin cargo! -> Clic Aquí

Comentarios

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.